Archivo mensual: octubre 2013

 

 

Si hay algo que a las mamis nos hace saltar las alarmas en nuestros peques es la Fiebre. 🙁
Depende de la edad del bebé y del niño, y no debemos olvidar que la temperatura corporal de un bebé es de casi 1grado mayor que la nuestra, por lo que entre los 37,5º y los 38,5º ni siquiera se considera fiebre.
Yo he tenido mucha suerte y mi peque tiene una salud de hierro, casi nunca enferma (fingers crossed) pero cuando le sube la fiebre cosa que pasa como mucho hasta ahora 1 vez al año (y ya cumple 5) le sube a lo bestia y se lo mucho que podemos llegar a preocuparnos y lo mal que los peques lo pueden pasar, sobretodo con fiebres que pasan de 40º…

 

 

LAS INDICACIONES DE LA AEPED

(mi elección/selección de las más importantes)

1.-El termómetro más preciso y fiable es el digital

2.-La temperatura en el culete es 0,5 superior a la real y en el oído también es ligeramente superior, cuando se habla de la temperatura normal y grados se refiere siempre a la de la axila.

3.-Entre 37,5º y 37,9º es fiebrícula, solo se considera fiebre a partir de 38º, se considera fiebre ALTA a partir de 38,5º (recordar que los bebés tienen aprox un grado más de temperatura corporal que los adultos)

4.-No dar antibiótico, en primer lugar dar paracetamol si la fiebre es rebelde ya pasar al ibuprofeno.

5.-SINTOMAS DE ALARMA: bebé de menos de 3 meses, temperatura superior a los 40º, más de 4 días con fiebre, se padecen enfermedades crónicas, convulsiones…

 

Os pongo el link donde podéis  descargar el doc. de la AEPED en pdf sobre “Qué hacer con la fiebre”

 

http://www.cibermami.info/foro_antiguo/dload.php?action=file&file_id=28

 

Las indicaciones que a mi me han funcionado (siempre cuando ya se sube por encima de 38,5) es darle apiretal y dalsy cada 8h pero alternándolo cada 4h. y ponerle paños de agua fría para evitar que siguiera subiendo.   Os lo explico

a las 12h el apiretal, a las 16h el dalsy, a las 20h el apiretal, a las 00.00 el dalsy, a las 4h el apiretal y así sucesivamente.

.

 

NO SOY MEDICO, NI LO PRETENDO, así que, en peques de corta edad, y ante la duda… al pediatra o a urgencias de cabeza.
Ya sabéis que la fiebre tiene dos días de subida y dos de bajada, pero más de 3-4 días con fiebre es preocupante…. esto es hablando de fiebre aislada claro, si viene acompañada de otros síntomas… chicas, al médico!!!

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

Este artículo lo leí algo más tarde de lo que me hubiera gustado… Descubrimos por nosotros mismos lo mucho que le gustaba a nuestra P. estar desnudita a pesar de ser invierno, y que si le poníamos el secador se quedaba dormida O_O.

eso es lo bonito ir descubriendo pasito a pasito lo que a cada bebé le gusta y le hace feliz… esas pequeñas cosas que, al igual que nos pasas a los mayores, nos alegra el día.

Aquí os dejo el este artículo sobre las diez cosas que a los bebés les encantan, es  Desiré Coronado, a quién asesora Ana María Fernández Fernández, matrona y directora del centro profesional de preparación al parto Mi Matrona, en Málaga. Espero que os guste 🙂

1. Estar desnudo

Hay niños que solo necesitan quitarse la ropa y el pañal para calmarse. En los bebés existe una permanente conexión cuerpo-emoción y, a falta de palabras, su cuerpo expresa todas sus emociones. Por eso lo necesitan lo más libre de ataduras posible.
Desnudos, los pequeños se muestran más receptivos y expresivos. Además, las sensaciones no llegan igual con ropa que sin ella. Y puestos a explorar, cuantos menos intermediarios entre ellos y el mundo, mejor.

2. Estar arropadito

Le recuerda su estancia en el útero materno, cuando toda su piel estaba en contacto con esas paredes que le abrazaban y protegían. Las primeras semanas de vida muchos bebés se sienten muy agustito cuando los envolvemos, les encanta estar recogidos y tener mucha zona de contacto. Poco a poco se sienten más seguros en su nuevo medio y empiezan a tomarle gusto a moverse con más libertad.

3. La piel de mamá

El abrazo de una madre es la mejor solución para casi cualquier problema. Muchos estudios demuestran que el contacto directo piel con piel entre la madre y el hijo equilibra la temperatura corporal del bebé, su ritmo cardiaco y le ayuda a liberar endorfinas y oxitocina, la hormona del amor. Y no solo le beneficia a él: nosotras liberamos las mismas hormonas.
El contacto con nuestra piel relaja el sistema nervioso del bebé (expuesto continuamente a estímulos) y favorece nuestra relación con él. Los dos nos sentimos cercanos y amados.

4. El ruido monótono

Los sonidos monótonos (el del motor, la lavadora o incluso el secador) recrean en muchos bebés los ruidos de nuestro cuerpo, con los que crecieron sus primeros nueve meses de vida intrauterina y les relaja. Son ruidos que, además, se presentan como amortiguados, igual que los que el pequeño escuchaba en nuestro vientre.

5. La música

La música es un estímulo para su aprendizaje: sus tonos graves y agudos estimulan las conexiones neuronales del bebé, reorganizan su cerebro y según el tipo (clásica, moderna…) le apoyan de una u otra manera.
Los sonidos armónicos, en los que predominan los tonos agudos, predisponen al bebé para el aprendizaje.
La melodía de tonos más graves (también puede ser clásica) le relaja. Nuestras mismas voces son música para él: más aguda la de mamá, más grave la de papá.

6. El olor de mamá

Muchos bebés con dificultades para dormir se relajan cuando ponemos en su cunita una prenda nuestra. El olor de sus padres es lo primero que capta el bebé al nacer. El olfato está ligado a la supervivencia, y reconocer nuestro olor al nacer es vital. Si no lo hace, ¡el bebé está perdido! Aún no ve bien, pero sin embargo sí nos puede reconocer por el olor. Nuestro regazo es uno de los lugares más confortables para el pequeño, se siente muy seguro con nuestro olor.

7. Un paseo por la calle

Muchos niños, cuando están en casa, requieren más atención que en la calle, lloran más… Y nosotros no lo entendemos porque no apreciamos la diferencia, pero no es lo mismo el aire en movimiento que el aire estancado de una casa. Los sonidos tampoco son los mismos, ni la paleta de olores.
El oído y olfato de nuestro bebé están muy desarrollados al nacer y, a menos que sea hipersensible, no hay mejor lugar que la calle para entretenerse con decenas de nuevos olores, y esos maravillosos sonidos, que tanto gustan al bebé. Estar fuera de casa alimenta la parte más aventurera del pequeño.

8. Chuparlo todo

La boca es “el tercer ojo” del bebé: en esta etapa le ayuda a conocer el mundo que le rodea, incluso más que sus propios ojos. Al chupar, el niño reconoce los objetos por su sabor, textura, densidad, peso… Información que la simple mirada no puede aportar.
Los dos primeros años de vida la boca se comporta como un gran escáner que le permite generar, dentro de su cerebro, la imagen que hay fuera.

9. El balanceo

Es un movimiento monótono y rítmico que conecta con la seguridad y el equilibrio, en todos los sentidos.
Por un lado, el balanceo trabaja sus conexiones neuronales más profundas.
Por otro, los ritmos predecibles y monótonos conectan con la estabilidad del niño. El bebé se va confiando, y cuanto más conocida es la situación o el ritmo más se relaja, más endorfinas libera, más se adapta al entorno.

10. La voz de mamá

La voz de mamá es otro de esos elementos que lo son todo para nuestro bebé: contiene música, tonos altos que estimulan el aprendizaje y, sobre todo, la intención y el deseo de comunicarnos con él. Así lo percibe y, en cuanto es capaz de emitir gorgoritos, nuestro pequeñín nos los dedica todos.
Cada vez que le hablamos, el bebé registra numerosas emociones que son las que, un poco más adelante, le mueven a desear aprender a hablar. Comunicarse con nosotros es su principal pasión.

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

¿Estaré embarazada?

¿Cuántas veces nos hemos hecho esta pregunta?

Esta pregunta viene precedida a un síntoma o por las ganas que tenemos que por fin llegue un muy deseado embarazo.

En mi caso, los primeros síntomas fueron muy obvios en el 2º embarazo, ya que estábamos en “busca y captura” y yo soy ultra-puntual en mis ciclos… en el 1er embarazo, como madre inexperta que era, al no estar en búsqueda, y al yo haber tenido dentro de mi puntualidad menstrual británica mi regla (que resultó ser un sangrado de implantación), confundí los síntomas y nauseas con una gastroenteritis (bravo por mi)

Aquí os dejo la lista de los primeros síntomas oficiales, dejándoos mi comentario que, jamás de los jamases he tenido idea de mi temperatura basal y que para mi, un síntoma inequívoco fue el sangrado de encías, la repentina repelencia por el sushi y la flojera que invadía mi cuerpo….

Espero que os sea útil

 

 

10. Aversión a ciertos alimentos

Si quedaste embarazada hace poco, es normal que el olor del café o de un sándwich de jamón, y ciertos aromas te provoquen náuseas. Aunque no se sabe con seguridad, esto podría ser uno de los efectos colaterales del rápido aumento en los niveles de estrógeno en tu organismo. También podrías notar que algunas comidas que antes disfrutabas, ahora te causan repulsión.

 

9. Cambios de humor.

Es normal tener cambios de humor durante el embarazo. Eso se debe, en parte, a que los cambios hormonales por los que pasa el cuerpo afectan el nivel de los neurotransmisores (los mensajeros químicos del cerebro). Cada persona responde diferente a estos cambios. Hay futuras mamás que experimentan emociones exageradas, algunas buenas y otras no tanto. Otras se sienten más bien deprimidas o ansiosas.

 

8. Hinchazón abdominal.

Los cambios hormonales que ocurren al principio del embarazo podrían hacer que te sientas hinchada, como a veces pasa un poco antes de la llegada de tu periodo. Por este motivo, la ropa te puede apretar en la cintura desde muy temprano en el embarazo, aunque tu útero aún esté muy pequeño.

 

7. Ganas de orinar frecuentemente.

Poco tiempo después de quedar encinta puede que te pases el día corriendo al baño. ¿A qué se debe esto? El principal motivo es que durante el embarazo aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por tu cuerpo, lo cual significa que tus riñones están trabajando mucho más, y más fluidos se están acumulando en tu vejiga. Podrías empezar a sentir este síntoma a partir de la semana 6 del embarazo.

Lo más probable es que esta sensación aumente o se intensifique a medida que progrese tu embarazo. La cantidad de sangre que circula por tu cuerpo aumenta drásticamente durante tu embarazo. Esto hace que los riñones deban procesar mucho líquido adicional, el cual va a parar ala vejiga. Este problema se agrava a medida que tu bebé crece, ya que ejercerá mayor presión sobre la vejiga.

 

6. Cansancio.

¿Has estado muy cansada últimamente? O mejor dicho, ¿completamente exhausta? Nadie sabe a ciencia cierta el motivo de la fatiga típica del comienzo del embarazo, pero es posible que tu soñolencia se deba al rápido aumento en los niveles de la hormona progesterona. Además ten en cuenta que las náuseas y el tener que despertarte con frecuencia por las noches para orinar, contribuyen a tu cansancio.

Cuando llegues al segundo trimestre empezarás a sentir más energía, aunque el cansancio suele reaparecer al final del embarazo, cuando estarás transportando mucho más peso y las incomodidades típicas de estas fechas podrían impedir que duermas bien por las noches.

 

5. Sensibilidad e hinchazón en los senos.

Uno de los primeros síntomas del embarazo es la hinchazón y sensibilidad en los senos, provocada por el aumento en los niveles hormonales. Esta sensibilidad o dolor puede ser como una versión exagerada de lo que sientes antes de tus periodos. A partir del primer trimestre esta incomodidad disminuirá significativamente, a medida que tu cuerpo se adapta a los cambios hormonales.

 

4. Náuseas.

Algunas mujeres empiezan a sentir náuseas un mes después de haber concebido, aproximadamente. Pero algunas mujeres empiezan a sentir estas molestias un poco antes. Las náuseas y los vómitos típicos del embarazo pueden ocurrir a cualquier hora del día: mañana, tarde o noche.

Lo bueno es que cerca de la mitad de las mujeres que padecen de náuseas dejan de tener estos síntomas al empezar el segundo trimestre. Para la mayoría de las demás mujeres, las náuseas tardarán más o menos otro mes en aliviarse. Unas cuanta afortunadas nunca tienen náuseas.

 

3. Retraso de la menstruación.

Si tu ciclo menstrual suele ser bastante regular y de repente se retrasa tu periodo, probablemente te harás una prueba del embarazo, mucho antes de que empieces a tener cualquiera de los síntomas anteriores. Pero si tus reglas no son regulares y no tienes la costumbre de anotar las fechas de tu ciclo, las náuseas, la sensibilidad en los senos y las idas frecuentes al baño podrían ser las primeras señales de que estás embarazada, antes siquiera de que te des cuenta del retraso de tu periodo.

 

2. Tu temperatura basal permanece elevada.

Si anotas con regularidad la temperatura basal de tu organismo (tu temperatura al despertarte) y notas que esta permanece elevada por 18 días seguidos, lo más probable es que estés embarazada.

Y, finalmente…

 

1. La evidencia: el resultado positivo de tu prueba de embarazo casera.

Diga lo que diga en la caja, muchas pruebas de embarazo caseras no logran detectar la mayoría de los embarazos hasta aproximadamente una semana después del retraso del periodo. O sea que, si decides hacerte una prueba antes de esa fecha y el resultado es negativo, vuelve a hacértela unos días después.

 

Recuerda que un bebé empieza a desarrollarse antes de que te des cuenta que estás embarazada, así que es crucial que empieces a cuidar tu salud mientras esperas la respuesta.

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Queridas supermamis de noviembre’08,

Ontare, Eva, Sara(s) , Eli(s), Arantxa, Patricia(s), Verix, Papeva, Oceania, Positiva, Chpmm, Chiara, Beita, Navarrica, Lauviti, Panchiv, Littlebeth, Peskaita, Guaci, Lizzie, Pekita, Nayuma, Dianera, Burbuja, Mamiguay, Angi, Bego, Merchina, Aguisan, Lapollita, Zodiakt.
Y todas las nuevas, a las que pido disculpas por no saberme o recordar los nombres… (jolineeeess cuantas somos no???)

Gracias a todas por el apoyo recibido desde que nos conocemos, gracias por los consejillos respecto a tripitas y bebes, somos la caña de España y del mundo mundial, somos la leche, unas chicas geniales, unas mujeres fantásticas y unas mamis estupendas.

También quiero dar las gracias a las mamis del 07 que nos dieron tantos consejos y apoyo, que desde aquí decirles a las que nos visitan (que alguna nos está visitando…) que este es también su espacio
A las futuras mamis del 09 que son unas afortunadas, que serán siempre bien recibidas y que estaremos para ayudarlas al igual que hicieron con nosotras las mamis ya expertas.

En nuestro cibermundo particular siempre habrá una mano tendida para vosotras.

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr