Archivo mensual: octubre 2015

 

Hola a todas de nuevo.

 

Aquí va la continuación al post anterior.

 

Tras una semana cumpliendo con el refrán de “quién espera desespera” tuve la llamada del hospital y una nueva cita para repetir el doppler.

Me atendió una nueva gine, esta vez iba con el papi y acudimos a consulta entre asustados y expectantes….

La ginecóloga nos explicó muy bien que los quistes de plexos coroideos son una acumulación de líquido raquídeo que aún no se ha absorbido pero que es algo normal, es algo que ocurre en unos bebés antes y en otros después, que día a día están el continua evolución y que en un 98% desaparece antes de la semana 28, y que repetiríamos la ecografía en esa semana para ver que así había sido.  Depende del ecógrafo y del profesional pueden verse o no…

En la ecografía doppler, ya pudimos ver la morfología de la cara, que no mostraba ningún tipo de malformación ni anomalía y su corazón se veía perfectamente, así que eso ya descartaba muchas de las cosas que en estos 10 días nos habían pasado por la cabeza.
Esta vez uno de los quistes había prácticamente desaparecido, era diminuto y costaba de medir, el otro, era prácticamente la mitad del tamaño de días antes, lo cuál nos tranquilizó mucho.

Ya sólo había que esperar hasta la semana 27-28 para la nueva ecografía y ver que había ocurrido.

Gracias a Dios ya unos días antes de la visita al hospital habíamos acudido al ginecólogo privado que es un gran profesional y no se veía nada de nada, empleó casi todo el tiempo de la visita en mirar la cabecita de la beba, y no se veía nada, todas las secciones de su cerebro estaban “limpias” de quistes… y así mismo nos dijeron en el hospital, cuando te confirman que todo va bien, respiras aliviada y casi lloras (sin el casi) de alegría, necesitas verlo con tus ojos, y saber que todo lo que previsible va a estar bien.

Sigue leyendo

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Hola a todas!!!

Este post debería llamarse “Quistes de plexos coroideos bilaterales o como conseguir que una madre se vuelva loca durante unas 8 semanas de gestación rozando el borde del colapso….” pero ese sería un título tan largo como probablemente sea este post.

 

Os voy a hablar de este tema en castellano, sin muchas palabras técnicas y de forma sencilla para que, si alguna embarazada llega hasta aquí buscando información no se vuelva loca como ya me pasó a mi semanas atrás.

 

Estando de 20+1 e ilusionadísima, fui con mi hermana a hacerme el doppler  en la Seg Social, ella jamás había ido a una eco, y yo esperaba que, además de ver lo san@ que estaba, que nos dijeran también el sexo del bebé que aún era un misterio.


Entramos a consulta y lo único que se vio correctamente era que iba a ser una niña, pero la noticia pasó desapercibida para mi cabeza, ya que la ginecóloga nos dijo y mostró que mi niña tenía quistes de plexos coroideos bilaterales en su cabeza (uno en cada lado/hemisferio) cosa que me sonó a japonés y a película de terror a la vez… casi me da algo porque de toda la explicación solo comprendí las palabras “quistes” “cabeza” “malformación” y “síndrome de edwars”….. y entré en barrena.

 

Además la postura de mi beba hacía imposible verle la morfología de la cara ni el corazón, cosa que evitaba descartar por completo algún tipo de enfermedad o malformación genética… Por lo que me habían de volver a citar en el plazo de una semana 🙁

 

En un último intento, me mandaron a comer chocolate para ver si la beba se daba la vuelta y al menos podíamos verle la cara y el corazón correctamente, cosa que hice, y tras dos horas de espera, volví a pasar a consulta para nada, se había movido, pero no como la ginecóloga necesitaba.

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr Sigue leyendo