Niñ@s

 

Hola a todos, 
Aquí os cuento la mini-historia de nuestro último viaje familiar y primer viaje en tren.

Mi P. y mi M. (7 y casi 2 años) estaban muy emocionadas por viajar a Barcelona en AVE, cibermami y admin estábamos más inquietos y expectantes que emocionados, pero nos embarcamos en el viaje animados por mis padres que allí nos esperaban… Ibamos a pasar en mi ciudad natal 5 días a tope, viendo a amigos y a la familia, visitando la ciudad que mis niñas no conocían, aprovechando los días sin cole de la Semana Blanca y un puente fantástico que nos daba este año un 29 de febrero festivo… En mi cabeza veía esa imagen de anuncio de Renfe, de familia feliz, niña dormida y optimista de mi, con una novela romántica bajo el brazo… ayyyy ingenua… 

Yo ya había viajado 5h en AVE con la peque hace un año y fue fenomenal, durmió la mitad del camino y la otra mitad, teteando y jugando se pasó muy bien, pero esto parece que fue un truqui de mi bebé trampa para que nos confiáramos y que yo decidiera un año después repetir la experiencia…

 

familia-de-tren-colorido-en-ferrocarril-Foto-de-archivo

 

De las 5h de viaje la peque no se durmió ni un solo minuto, salvo cuando quedaban 5min para llegar al destino, cerca de las 20.15h, una hora muy cojonuda para dormir (es mi blog y digo tacos, ¿qué pasa? 😀 )  

La mayor y ella se empeñaban en pasear AVE arriba y AVE abajo, en quitarse los calcetines, en trastear todo lo trasteable, en fins…. Señor dame paciencia….         

En el último cambio de pañal, le vi a la peque un granito en el culete, al que no le di importancia… granito que 48h más tarde se convirtió en una varicela tamaño familiar.

En la última hora de viaje la mayor empezó a moquear, moquetes a los que tampoco di importancia… moquetes que en 48h se habían convertido en una faringitis aguda acompañada de sus 3 días de fiebre a 38.5º, sus llantos y sus quejidos… 

Aquí la que escribe decidió agarrar un virus con todo el amor del mundo y no dejarle escapar, dejarse invadir y desear por un virus que me tiene aún a día de hoy de baja y que 10 días después no quiere abandonarme….        

No os puedo explicar más del viaje, disfrutamos 2 días, sufrimos la ida y agonizamos la vuelta…  El admin no hace más que decir que no vamos a ir de vacaciones hasta que la peque tenga 10 años al menos, aunque ya estoy planeando una escapada para el mes que viene jeje, sshh que no lo sepa a ver si se le olvida todo esto.

 

Me encanta leer en los blogs los viajes maravillosos familiares con pequeños de la mano, con sus botitas caminando entre la hierba o jugando en el parque, con su helado y sonrisas, me encanta escuchar a los papis orgullosos de sus vacaciones, vacaciones que han creado lagunas mentales, ya que cuando vamos de vacaciones frecuentemente veo madres o padres peleando entre ellos, intentando “sujetar” (mal, muy mal) a sus pequeños que andan alocados huyendo de su rutina aburrida y queriendo aprovechar cada segundo de su nueva aventura…. Pero yo soy muy realista y os cuento en 10 líneas nuestro viaje que no da para más y que obviamente no fue el mejor del mundo, ni tampoco el peor, 48h preciosas y el resto un desastre, pero queridas mías, viajar con niños, es lo que tiene, un virus, una caída, cualquier cosa puede ocurrir, son cosas impredecibles e inevitables, de las que aprendemos y también nos reiremos… pero en unos meses, cuando se me quite este mal cuerpo y el virus de encima… 😉

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Queridas cibermamis y ciberpapis,

 

Tras el cachondeito que se han traído en los últimos dos años con la vacuna de la varicela, con el desacuerdo entre pediatras y las consejerías y el Ministerio de Salud, con la prohibición de administrar/vender/distribuir la vacuna que ha provocado irremediablemente un fuerte repunte de los niños que no han podido ser vacunados durante los años 2014 y 2015, os informo que la vacuna vuelve a estar a la venta desde febrero 2016.

 

http://vacunasaep.org/familias/calendario-de-vacunaciones-de-la-aep

http://vacunasaep.org/familias/calendario-de-vacunaciones-de-la-aep

 

La vacuna estará incluida de nuevo tal y como solicitaban los pediatras en el calendario vacunal y si tu bebé no supera los 15 meses le pondrán la primera dosis y el coste lo asumirá la Seguridad Social (confirmado al menos en Andalucía, pero mi pediatra me informó que también en el resto de España)

 

Si tu bebé supera los 15 meses, puedes igualmente ponerle la primera dosis si no ha pasado la enfermedad, pero deberás asumir tu el coste de la vacuna, que tras la bajada de precio, ronda los 45-50€ frente a los más de 70€ que costaba antes de su retirada de la venta.

 

Si tu bebé tiene más de 15 meses, la segunda dosis se le pondrá al año de la primera dosis.

 

Si optáis por vacunar a vuestro bebé os adelanto que están llegando a las farmacias con cuentagotas, como leeréis en este artículo de la CAV (Comité Asesor de Vacunas de la AEPED) y se recomienda solicitarla con antelación en la farmacia.

 

No entro en la idoneidad o no de vacunar a vuestros hijos, solo pongo a vuestra disposición y comparto la información recibida, dada la confusión que ha habido recientemente con esta vacuna en concreto.

Aprovecho para dejaros el enlace a una entrada con las recomendaciones a seguir si este virus invade a vuestros peques y sufren la varicela.

 

http://www.cibermami.info/blog/varicela-consejos-de-una-pediatra/

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Habréis leído muchos blogs, posts, entradas en facebook, artículos, sobre las no-maravillas de la maternidad en un tono de más o menos humor, pero hay que reconocer que no siempre la situación tiene tanta gracia, o al menos cambia la cosa de leerlo a padecerlo en las propias carnes.

Tengo claro que el problema de inicio es de los adultos, de cómo tenemos organizada la vida en base a las necesidades económicas que tenemos que cubrir y en base a las pocas facilidades que nos dan en esta época y país en que vivimos.

Obviamente si yo no tuviera la necesidad de trabajar fuera de casa (dentro se trabaja y mucho) quizás mis sentimientos fueran otros muy distintos… y si no tuviera una pareja colaboradora y que comparte al 50% la crianza de nuestros hijos aún serían más distintos, pero no voy a entrar en eso en este post.

fuente imagen: www.wallcoo.com

fuente imagen: www.wallcoo.com

Estábamos felices y acomodados en nuestra vida como padres de un hijo (hija en este caso), habíamos empezado a salir de vez en cuando, a dormir 12 horas seguidas, hacer siesta y a dejarla ir a casa de su prima a dormir para poder tener intimidad o algo que se parecía a la vida social :P… hija que estaba creciendo, ganando autonomía y pidiendo una hermanita al mismo ritmo 😉

Y nos pareció injusto dejar a nuestra hija “sola”… no me digáis que la familia no es siempre con la que tienes vínculos de sangre, ni que no tiene porque estar sola el día de mañana, que un hijo único se cría súper feliz y bien cuidado con todas sus necesidades bien cubiertas… eso lo sé, sé que es cierto, pero no era nuestra idea.  Ambos venimos de familias donde el 3 es el número mágico para tener hermanos, donde nos gusta pelear y darnos de collejas con ellos y abrazarnos y sentirles cerca a partes iguales.  Así que nos pusimos manos a la obra, teníamos todo mentalmente organizado y además nuestra primera hija fue lo que se llama un “bebé trampa” así que al igual que la primera vez fue “llegar y topar”, en 9,5 meses desde decidir intentarlo teníamos al segundo retoño en casa… niña por supuesto, para darle gusto total a la hermana mayor 😛

Y la vida cambió de nuevo… pañales, bodies, falta de sueño aderezado con una inevitable pelusilla de la hermana.  Nuestra nueva bebe es una bebé mimosa y amorosa, pero muy demandante, que dice mamá a grito pelado y te echa las manos cada 5 minutos, monísima y muy graciosa, por lo que inevitablemente se lleva la atención por donde pasa, así que he tenido que aprender a com-partirme a las necesidades afectivas de dos hijas y de una pareja, he tenido que aprender a cuidarlas por igual y a tener una mano izquierda increíble, a cepillar el pelo de una mientras amamanto a la otra, a preparar la merienda con una mano, a repasar las sumas con llevada porteando y cantando los cinco lobitos… así que a veces me desbordo y se me hace cuesta arriba… me agobio y me dan ganas de llorar, me siento mal y me siento mal por sentirme mal, a veces gritaría tan fuerte… a veces pienso que si lo hubiera sabido no sé yo si hubiéramos dado el paso a tener otro hijo, pero es entonces cuando las veo a las dos abrazadas y riendo a carcajadas, justo esa noche duermen las dos del tirón y entonces ya se me pasa y me dan ganas de ir a por el tercero 😉 jajaja.  ¿soy la única mamá loca en la sala?

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

En pleno centro de Marbella, junto al paseo marítimo y por debajo de Ricardo Soriano, está el Parque de la Constitución.

 

Hasta hace poco no éramos muy fans de este parque, en primer lugar porque nos coge de casa a esa distancia que si bajas andando, al volver ya te pilla regulín (y además subiendo una cuesta) y que si bajas en coche entre semana (al ser zona centro y poner hace un par de años una “fantástica” zona azul) o aparcas a tomar viento o te cuesta la molestia de estar pendiente de que no se te pase el ticket del aparcamiento, cosa que es un engorro.

 

Pero los niños crecen y llegan a esa edad en la que se montan en la bici/patinete/patines y se agradece un sitio cerrado donde puedan practicar su hobby favorito y éste parque lo es.

 

El parque es extenso de narices, tiene muchísimas zonas ajardinadas, zona de juegos, innumerables bancos, árboles que dan una necesaria sombra, unos limpios aseos… no se para que os cuento si lo mejor es verlo en fotos 😉

 Parque de la Constitución (zona infantil)

 

 

Para “colmo de males” descubrimos la cafetería de Antonio, que no se porqué mala casualidad habíamos cogido dos veces cerrada y pensábamos que en el fin de semana no abría, ERROR, está abierta, y bien abierta por Antonio que es una bellísima persona y siempre tiene una palabra amable para los niños… no sólo eso, si no que, además de paciencia y buen humor, también tiene juguetes, correpasillos, triciclos, pizarras y juguetes varios para que los peques se entretengan mientras los papis cafetean o cervecean al solecito, ya que está un pelín alejado de el área de juego del parque.  Tiene también aseos y en el de señoras hay cambiador para los bebés y siempre lo he encontrado con una limpieza extraordinaria, incluso en hora “punta”.

 

…… (Haz click más abajo en “sigue leyendo”)

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr Sigue leyendo