Nosotras

 

Habréis leído muchos blogs, posts, entradas en facebook, artículos, sobre las no-maravillas de la maternidad en un tono de más o menos humor, pero hay que reconocer que no siempre la situación tiene tanta gracia, o al menos cambia la cosa de leerlo a padecerlo en las propias carnes.

Tengo claro que el problema de inicio es de los adultos, de cómo tenemos organizada la vida en base a las necesidades económicas que tenemos que cubrir y en base a las pocas facilidades que nos dan en esta época y país en que vivimos.

Obviamente si yo no tuviera la necesidad de trabajar fuera de casa (dentro se trabaja y mucho) quizás mis sentimientos fueran otros muy distintos… y si no tuviera una pareja colaboradora y que comparte al 50% la crianza de nuestros hijos aún serían más distintos, pero no voy a entrar en eso en este post.

fuente imagen: www.wallcoo.com

fuente imagen: www.wallcoo.com

Estábamos felices y acomodados en nuestra vida como padres de un hijo (hija en este caso), habíamos empezado a salir de vez en cuando, a dormir 12 horas seguidas, hacer siesta y a dejarla ir a casa de su prima a dormir para poder tener intimidad o algo que se parecía a la vida social :P… hija que estaba creciendo, ganando autonomía y pidiendo una hermanita al mismo ritmo 😉

Y nos pareció injusto dejar a nuestra hija “sola”… no me digáis que la familia no es siempre con la que tienes vínculos de sangre, ni que no tiene porque estar sola el día de mañana, que un hijo único se cría súper feliz y bien cuidado con todas sus necesidades bien cubiertas… eso lo sé, sé que es cierto, pero no era nuestra idea.  Ambos venimos de familias donde el 3 es el número mágico para tener hermanos, donde nos gusta pelear y darnos de collejas con ellos y abrazarnos y sentirles cerca a partes iguales.  Así que nos pusimos manos a la obra, teníamos todo mentalmente organizado y además nuestra primera hija fue lo que se llama un “bebé trampa” así que al igual que la primera vez fue “llegar y topar”, en 9,5 meses desde decidir intentarlo teníamos al segundo retoño en casa… niña por supuesto, para darle gusto total a la hermana mayor 😛

Y la vida cambió de nuevo… pañales, bodies, falta de sueño aderezado con una inevitable pelusilla de la hermana.  Nuestra nueva bebe es una bebé mimosa y amorosa, pero muy demandante, que dice mamá a grito pelado y te echa las manos cada 5 minutos, monísima y muy graciosa, por lo que inevitablemente se lleva la atención por donde pasa, así que he tenido que aprender a com-partirme a las necesidades afectivas de dos hijas y de una pareja, he tenido que aprender a cuidarlas por igual y a tener una mano izquierda increíble, a cepillar el pelo de una mientras amamanto a la otra, a preparar la merienda con una mano, a repasar las sumas con llevada porteando y cantando los cinco lobitos… así que a veces me desbordo y se me hace cuesta arriba… me agobio y me dan ganas de llorar, me siento mal y me siento mal por sentirme mal, a veces gritaría tan fuerte… a veces pienso que si lo hubiera sabido no sé yo si hubiéramos dado el paso a tener otro hijo, pero es entonces cuando las veo a las dos abrazadas y riendo a carcajadas, justo esa noche duermen las dos del tirón y entonces ya se me pasa y me dan ganas de ir a por el tercero 😉 jajaja.  ¿soy la única mamá loca en la sala?

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Años atrás cada 8 de marzo nos repartían una flor amarilla y nos recordaban la importancia de reivindicar los derechos de la mujer trabajadora…. con el paso del tiempo, al día de la mujer “trabajadora” le quitaron el adjetivo y se quedó en el Día Internacional de la Mujer, cosa que todas aplaudimos, porque las mujeres trabajan y mucho, dentro y/o fuera de casa, empujando un carro que suele llevar una carga demasiado pesada.

 

Yo en días como hoy sueño con no tener que recordar un día al año que las personas somos iguales, sueño con no tener un día de la mujer, al igual que no hay un día para el hombre, sueño con que nadie discrimine a nadie por razón de su sexo, y que nadie utilice ese sexo para someter ni vejar a otra persona…. ¿sueño? ¿he escrito sueño? que triste tener que soñar con esto en pleno 2015.

 

Seguiremos luchando, desde el mundo real, desde el mundo cibernético, usando las herramientas que hoy en día nos dan conocimiento y fuerza, seguiremos luchando por un mundo lleno de personas empoderadas que tengan la capacidad de decidir y sentirse libres.

 

En días como hoy miro a mis dos hijas, miro a mi abuela, miro a mi madre y sueño… sueño con mujeres fuertes en las que me miro con orgullo y de las que aprendo a ser mejor cada día.

 

FELIZ DIA MUJER

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

¿Te notas un bultito duro y quizás tienes  dolor en el pecho? ¿no tienes fiebre? Es posible que tengas una obstrucción.

 

¿Qué es una obstrucción? 

Una obstrucción mamaria se produce cuando se ha obstruido un conducto, ante una falta de “drenaje” de la leche, algo que te puede suceder, por ejemplo, si empieza de repente a dormir más horas seguidas o si empiezas con la alimentación complementaria y no sigues la pauta de primero dar el pecho y luego la AC.

 

obstruccion_cibermami

 

¿Cuáles son los síntomas habituales?

 Si tienes una obstrucción notarás un bulto duro y quizás con algo de dolor en el pecho, la experiencia me ha hecho ver que suele ocurrir en la parte externa del pecho, hacia arriba (cuadrante superior). Puede acompañarse de febrícula. A diferencia de la mastitis no te dará fiebre, si hay fiebre de más de 38,5º estarás ante una mastitis.

 

¿Qué hago para solucionarlo?

-Poner al bebé al pecho afectado lo máximo posible.
-Aplicar calor local antes de la toma (en la ducha con el agua caliente, con un paño recién planchado para que esté calentito o con el secador tras la ducha es algo muy accesible).
– Cuando pongas al bebé al pecho intenta que dentro de lo posible la barbilla del bebé esté orientada hacia el bultito, prueba a dar el pecho tumbada, tumbada invertida (tipo 69), posición de rugby, aquí os dejo un enlace con diferentes posturas para que encuentres la más adecuada para ti.
– Si te queda mano libre con la postura que hayas cogido, intenta masajearte en círculos hacia el pezón
– Por encima de la camiseta o de una toalla, coge un cepillo de púas anchas y peina la zona de la obstrucción durante unos minutos haciendo movimientos circulares y en dirección al pezón.

 

Siguiendo estas indicaciones en el plazo de 24-48horas os encontraréis mucho mejor y estará resuelto ese pequeño “bache” en el camino de vuestra lactancia 🙂

 

En Alba Lactancia, nos cuentan que se ha observado que la lecitina de soja ayuda a prevenir las obstrucciones recurrentes, os copio y pego lo que nos comentan: “La lecitina de soja es un complemento dietético y ayuda a mantener normales las cifras de colesterol en sangre. Será suficiente con tomar tres cucharaditas de café al día de este producto” así que si os encontráis ante obstrucciones recurrentes podéis probar, daño no os va a hacer 😉 aunque eso si, no olvidéis acudir a vuestro GALM más cercano, IBCLC o matrona para que os ayuden.  

 

Fuente: Asociación Criar Con Apego

           albA Lactancia Materna

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Recuerdo hace años (muchos, que yo tengo ya algunos) cuando llegando estas fechas pre-navideñas, en alguna reunión de amigos, en casa de mis padres, se hacían planes para la cena o los encuentros navideños y alguien decía timidamente “noooo es que a mi.. esto…. mmm es que no me gusta mucho la Navidad…” y luego añadía “es que me pone triste, es que es muy comercial, es que no soy creyente, es que no me gusta nada….”
En fin, que se le miraba con cara de extrañeza y se le animaba en plan “ya verás si lo pasaremos bien, estaremos todos juntos, luego echamos un rato agradable, blablabla”

 

Pues ha llegado el año en que me siento como un bicho raro si digo que ME GUSTA la Navidad.

 

Sí, sí, ya puedes cerrar la boca, alucinas, verdad? pues sí, me gusta,¿ qué le voy a hacer?, quizás tenga la culpa mi infancia feliz, mis bonitos recuerdos junto al portal jugando con los patos y desmontando el pobre nacimiento, haciendo avanzar a SSMM los Reyes Magos de Oriente por el camino hacia Belén… quizás tenga la culpa ver a mi padre rallando la botella de anís del mono con un ¿cuchillo? ¿cuchara? no recuerdo… quizás tenga la culpa el disfrutar de esos momentos junto a toda la familia, el escuchar risas en casa, el estrenar ropa nueva (esto era un acontecimiento) y el “robar” de la bandeja de los dulces los trozos de turrón de chocolate a escondidas…

 

adorable-19589_1280

 

¡Claro que he tenido momentos y años de pereza navideña, de rebeldía cristina, de tontería juvenil y de tristeza por las ausencias! Pero es más fuerte mi fe en ese espíritu que nos invade durante al menos un par de semanas, es más fuerte el llevar la ilusión a mi familia y hacer partícipe a mis hijas de ello.

 

Las luces brillantes, los anuncios ñoños, la musiquilla, el sorteo de la lotería, ese hermano/primo que viene una vez al año, los amigos que vuelven para contentar a su mami, las comidas-cenas-copas, las actividades para niños y mayores, los mercadillos navideños, el olor a dulce en la calle, que se te enfríe la nariz… ¿¡cómo no me va a gustar!? Si hasta el funcionario más seco de Hacienda está simpático!!!! esta época, hay que aprovecharla

 

Por supuesto que comprendo a quién está triste en esta época y no quiere celebrarla, claro que entiendo que quién no sea cristiano alucine  o vea ridículas las adoraciones y los belenes que se forman en estas fechas (en todos los sentidos), empatizo con quién no tiene un entorno cariñoso y con quién está cansado de llevar el estandarte de la Navidad sólo. A ellos les abro mi puerta y mi corazón, y como estamos lejos, les abro mi blog para que compartan lo que quieran conmigo… Pero este año, a mi me embarga el espíritu de la Navidad y tengo ganas de gritarlo fuerte

¡¡¡ ME GUSTA LA NAVIDAD !!!

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr