Hola a todas de nuevo.

 

Aquí va la continuación al post anterior.

 

Tras una semana cumpliendo con el refrán de “quién espera desespera” tuve la llamada del hospital y una nueva cita para repetir el doppler.

Me atendió una nueva gine, esta vez iba con el papi y acudimos a consulta entre asustados y expectantes….

La ginecóloga nos explicó muy bien que los quistes de plexos coroideos son una acumulación de líquido raquídeo que aún no se ha absorbido pero que es algo normal, es algo que ocurre en unos bebés antes y en otros después, que día a día están el continua evolución y que en un 98% desaparece antes de la semana 28, y que repetiríamos la ecografía en esa semana para ver que así había sido.  Depende del ecógrafo y del profesional pueden verse o no…

En la ecografía doppler, ya pudimos ver la morfología de la cara, que no mostraba ningún tipo de malformación ni anomalía y su corazón se veía perfectamente, así que eso ya descartaba muchas de las cosas que en estos 10 días nos habían pasado por la cabeza.
Esta vez uno de los quistes había prácticamente desaparecido, era diminuto y costaba de medir, el otro, era prácticamente la mitad del tamaño de días antes, lo cuál nos tranquilizó mucho.

Ya sólo había que esperar hasta la semana 27-28 para la nueva ecografía y ver que había ocurrido.

Gracias a Dios ya unos días antes de la visita al hospital habíamos acudido al ginecólogo privado que es un gran profesional y no se veía nada de nada, empleó casi todo el tiempo de la visita en mirar la cabecita de la beba, y no se veía nada, todas las secciones de su cerebro estaban “limpias” de quistes… y así mismo nos dijeron en el hospital, cuando te confirman que todo va bien, respiras aliviada y casi lloras (sin el casi) de alegría, necesitas verlo con tus ojos, y saber que todo lo que previsible va a estar bien.

Sigue leyendo

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Hola a todas!!!

Este post debería llamarse “Quistes de plexos coroideos bilaterales o como conseguir que una madre se vuelva loca durante unas 8 semanas de gestación rozando el borde del colapso….” pero ese sería un título tan largo como probablemente sea este post.

 

Os voy a hablar de este tema en castellano, sin muchas palabras técnicas y de forma sencilla para que, si alguna embarazada llega hasta aquí buscando información no se vuelva loca como ya me pasó a mi semanas atrás.

 

Estando de 20+1 e ilusionadísima, fui con mi hermana a hacerme el doppler  en la Seg Social, ella jamás había ido a una eco, y yo esperaba que, además de ver lo san@ que estaba, que nos dijeran también el sexo del bebé que aún era un misterio.


Entramos a consulta y lo único que se vio correctamente era que iba a ser una niña, pero la noticia pasó desapercibida para mi cabeza, ya que la ginecóloga nos dijo y mostró que mi niña tenía quistes de plexos coroideos bilaterales en su cabeza (uno en cada lado/hemisferio) cosa que me sonó a japonés y a película de terror a la vez… casi me da algo porque de toda la explicación solo comprendí las palabras “quistes” “cabeza” “malformación” y “síndrome de edwars”….. y entré en barrena.

 

Además la postura de mi beba hacía imposible verle la morfología de la cara ni el corazón, cosa que evitaba descartar por completo algún tipo de enfermedad o malformación genética… Por lo que me habían de volver a citar en el plazo de una semana 🙁

 

En un último intento, me mandaron a comer chocolate para ver si la beba se daba la vuelta y al menos podíamos verle la cara y el corazón correctamente, cosa que hice, y tras dos horas de espera, volví a pasar a consulta para nada, se había movido, pero no como la ginecóloga necesitaba.

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr Sigue leyendo

 

Habréis leído muchos blogs, posts, entradas en facebook, artículos, sobre las no-maravillas de la maternidad en un tono de más o menos humor, pero hay que reconocer que no siempre la situación tiene tanta gracia, o al menos cambia la cosa de leerlo a padecerlo en las propias carnes.

Tengo claro que el problema de inicio es de los adultos, de cómo tenemos organizada la vida en base a las necesidades económicas que tenemos que cubrir y en base a las pocas facilidades que nos dan en esta época y país en que vivimos.

Obviamente si yo no tuviera la necesidad de trabajar fuera de casa (dentro se trabaja y mucho) quizás mis sentimientos fueran otros muy distintos… y si no tuviera una pareja colaboradora y que comparte al 50% la crianza de nuestros hijos aún serían más distintos, pero no voy a entrar en eso en este post.

fuente imagen: www.wallcoo.com

fuente imagen: www.wallcoo.com

Estábamos felices y acomodados en nuestra vida como padres de un hijo (hija en este caso), habíamos empezado a salir de vez en cuando, a dormir 12 horas seguidas, hacer siesta y a dejarla ir a casa de su prima a dormir para poder tener intimidad o algo que se parecía a la vida social :P… hija que estaba creciendo, ganando autonomía y pidiendo una hermanita al mismo ritmo 😉

Y nos pareció injusto dejar a nuestra hija “sola”… no me digáis que la familia no es siempre con la que tienes vínculos de sangre, ni que no tiene porque estar sola el día de mañana, que un hijo único se cría súper feliz y bien cuidado con todas sus necesidades bien cubiertas… eso lo sé, sé que es cierto, pero no era nuestra idea.  Ambos venimos de familias donde el 3 es el número mágico para tener hermanos, donde nos gusta pelear y darnos de collejas con ellos y abrazarnos y sentirles cerca a partes iguales.  Así que nos pusimos manos a la obra, teníamos todo mentalmente organizado y además nuestra primera hija fue lo que se llama un “bebé trampa” así que al igual que la primera vez fue “llegar y topar”, en 9,5 meses desde decidir intentarlo teníamos al segundo retoño en casa… niña por supuesto, para darle gusto total a la hermana mayor 😛

Y la vida cambió de nuevo… pañales, bodies, falta de sueño aderezado con una inevitable pelusilla de la hermana.  Nuestra nueva bebe es una bebé mimosa y amorosa, pero muy demandante, que dice mamá a grito pelado y te echa las manos cada 5 minutos, monísima y muy graciosa, por lo que inevitablemente se lleva la atención por donde pasa, así que he tenido que aprender a com-partirme a las necesidades afectivas de dos hijas y de una pareja, he tenido que aprender a cuidarlas por igual y a tener una mano izquierda increíble, a cepillar el pelo de una mientras amamanto a la otra, a preparar la merienda con una mano, a repasar las sumas con llevada porteando y cantando los cinco lobitos… así que a veces me desbordo y se me hace cuesta arriba… me agobio y me dan ganas de llorar, me siento mal y me siento mal por sentirme mal, a veces gritaría tan fuerte… a veces pienso que si lo hubiera sabido no sé yo si hubiéramos dado el paso a tener otro hijo, pero es entonces cuando las veo a las dos abrazadas y riendo a carcajadas, justo esa noche duermen las dos del tirón y entonces ya se me pasa y me dan ganas de ir a por el tercero 😉 jajaja.  ¿soy la única mamá loca en la sala?

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr

 

Se acerca peligrosamente el veranito y por tanto el período vacacional de todos los curritos españoles 😉

Por ello no puedo dejar de recomendaros sitios para ir con los peques en vuestras vacaciones.  Malgrat de Mar es un pueblo maravilloso a sólo una hora de Barcelona que es destino para muchas familias.  Si tenéis la suerte de visitarlo (y si vivís allí deciros que os envidio) os recomiendo el parque Francesc Macià.

El parque Francesc Macià es uno de los parques más grandes de la zona con una extensión de más de 40.000 m2 y ofrece una gran variedad de posibilidades de ocio para pasar un día fantástico con la familia.

Lo más llamativo del parque, visualmente al menos, son las grandes figuras alegóricas a cuentos infantiles, la casita de Hansel y Gretel es todo un clásico jeje, y enoooormes trozos de tarta y dulces por toooodass partes 😛 (literal, ver las fotos).

parc-francesc-macia-caseta1

Hay zonas de juego y deportivas para niños de 3 a 14 años y áreas más reducidas para los niños más pequeños (menores de 3 años), anfiteatro para espectáculos culturales, zona de skating, tobogán gigante, zona de juegos especialmente auditivos y táctiles para todas las edades …

El parque tiene multitud de zonas verdes y caminos por los que pasear que se integran perfectamente en el parque, también dispone de agradables zonas de picnic donde comer o tomar un tentempié.

francesc_macia_cibermami

¡¡¡Que lo paséis en grande!!!

Ah, os dejo la dirección exacta del parque: Av. de la Costa Brava, 100, CP 08380, Malgrat de Mar, Barcelona

facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr